Alternativas para obtener capital a través de Bolsa

Las empresas requieren diversas alternativas de financiamiento para atender sus necesidades de capital. El financiamiento a través de la Bolsa es una alternativa eficaz para la ejecución tanto de grandes proyectos como de capital de trabajo que le permitan a la empresa su permanencia en el mercado o bien, expandir sus operaciones más allá de sus fronteras.

¿Cómo funciona? El mercado bursátil ofrece una serie de opciones o instrumentos entre los que se encuentran:

 

1. Bonos y papel comercial

Son instrumentos de deuda, con ellos la empresa busca captar recursos de inversionistas y a cambio, les ofrece un rendimiento que dependerá de las tasas de interés vigentes y el riesgo del proyecto a financiar. La diferencia entre esos instrumentos radica en su plazo: los bonos se colocan a más de 360 días y papel comercial a menos de 360 días, ajustándose ambos a las necesidades financieras específicas de la empresa. En este caso, los inversionistas son los acreedores. La empresa no está obligada a ofrecer una garantía en particular.

2. Acciones

La empresa capta recursos de los inversionistas, poniendo a disposición su capital, por lo que, el tenedor de esa acción es dueño de una parte alícuota de esa empresa. Recibe un rendimiento (dividendo) y le confiere voz y voto en las asambleas de accionistas.

3. Titularización

Es otra forma de financiamiento, a largo plazo,  el cual consiste en que una empresa cede  una parte de sus activos, sean cuentas por cobrar, hipotecas, peajes, alquileres, entre otros, a un tercero, a un  vehículo de propósito especial (VPE). Esta figura puede ser un fideicomiso, un fondo de inversión o una universalidad. Bajo este esquema, a cambio de esa cesión, la entidad recibe recursos frescos para capital de trabajo, pago de créditos, o nuevos proyectos de inversión tales como: la puesta en marcha de una nueva plata, la ampliación de edificios, construcción de carreteras o aulas nuevas para una universidad o escuela. El VPE usa esos activos como respaldo para hacer una emisión de deuda, normalmente a largo plazo, en el mercado de valores. Una de las condiciones más importantes que deben tener esos activos es que tengan un flujo de ingresos permanente y garantizado.

4. ¿Qué ventajas ofrece el mercado de valores para aquella empresa que busque financiamiento?
 

Diversidad: de instrumentos financieros que proveen fuentes de recursos de corto, mediano y largo plazo, dependiendo de su necesidad de financiamiento y estructura financiera de la empresa.

Canalización eficiente de recursos: transferencia de ahorros de los inversionistas a recursos financieros productivos, promoviendo el crecimiento de las empresas así como el desarrollo económico del país.

Diversificación de riesgos: asociados a las formas de financiamiento tradicional, protegiéndose ante una eventual escasez de crédito o una subida en las tasas de interés.

Confianza: compromiso de las empresas emisoras de difundir información oportuna, veraz y completa a los inversionistas que les han confiado sus recursos.

Prestigio: cotizar en el mercado de valores es sinónimo de transparencia, solvencia profesionalismo.

Negociación de títulos: se consiguen precios justo en la compra y venta de los títulos valores.

Adopción de mejores prácticas de manejo del negocio: adopción voluntaria de buenas prácticas de gobierno corporativo.

Garantías: no se ocupan garantías reales o fiduciarias. La empresa emisora es la garantía que ofrece al inversionista. Eso abarata los costos a la hora de estructurar y colocar la emisión, en contraposición con el financiamiento bancario.

Contáctenos para obtener más información acerca de los requisitos para optar por el financiamiento bursátil